GLOBÓPOLIS

La huelga posible, ese derecho torcido

Los transportistas de mercancías de todo el país deciden, una vez más, abusar de su papel clave en la estructura económica para reclamar un intervencionismo del estado a la medida de su particular crisis