DISCOFOBIA

Bob Marley a la luz de La Farola

Un vendedor de La Farola no deja de cantar. Puede dejarte atónito porque quizá todo sea mentira. Mientras todos mostramos nuestra frustración porque hemos dejado de aumentar nuestro bienestar, un inmigrante subsahariano, de esos que en España ocupan el último, el más bajo de los escalones sociales, canta reggae mientras intenta vender «La Farola». […]

GLOBÓPOLIS

El capitalismo ha muerto, viva el capitalismo

La sociedad reclama una nueva ética mercantil que los tiburones de los negocios no pueden ya evitar.

Lo paradójico está en que, probablemente, los pensadores de izquierdas no están tan indignados como los conservadores, pues nunca han creído en las bondades del sistema capitalista. […]

ECOBLOLOGÍA

La Tierra puede esperar

Las cumbres climáticas, una larga travesía hacia un esquivo consenso que permita actuar, un tortuoso camino hacia un tardío éxito, el definitivo fracaso. Excusa tras excusa, el temor a la pasividad se vuelve certidumbre.

Ahora es la crisis económica la que sirve de pretexto para arrinconar las prisas y las firmes determinaciones. Es verdad que la Unión Europea ha forzado un acuerdo interno para alcanzar el objetivo del «triple veinte» pero no pasa de ser sólo algo más que una medida testimonial. Habría que hablar de que también se ha cumplido el «fracaso del triple veinte».
[…]

ECOBLOLOGÍA

Conama 2008, ilusión e ilusionismo

El Congreso Nacional de Medio Ambiente, un foro donde confluyen los que no tienen nada que perder con los que tienen miedo a perderlo todo. Condenados a entenderse en tiempos turbulentos, oenegés, grandes empresas y administraciones públicas compiten por ser escuchados. […]

GLOBÓPOLIS

La vergüenza no lava la culpa

Los ejecutivos cuyas aventuras sacuden la economía mundial, amasan su fortuna a salvo de las desgracia que su gestión especulativa pueda haber provocado.

No son los primeros, ni los únicos, ni supone sorpresa alguna para nadie. Hace ya tiempo que son práctica habitual los contratos blindados para los altos ejecutivos de las grandes corporaciones empresariales y financieras. Pero quizá hoy cuando las consecuencias de sus aventuras amenazan con arrasar los cimientos mismos de la economía, logren escandalizar lo suficiente para que se abra paso un rechazo social capaz de cambiar las cosas. Quizá.

[…]