1 comentario

Nos vamos a dar una vuelta

Durante 5 semanas, EAdR publicará en Twitter notas y fotos desde el Raid Samarkanda 2011, una expedición de más de 12000 Km por las tierras de Asia Central.

Raid Samarkanda 2011
Raid Samarkanda 2011

Cada vez más, el turismo de siempre se diluye en nuevos modos de concebir viajes a lugares lejanos.  Aventura, turismo activo o comoquiera que lo llamemos, es cada día más frecuente para aquellos afortunados que tienen el tiempo disponible suficiente y la capacidad para sufragarse o financiarse los gastos.  Las causas que reúnen a un grupo de aventureros alrededor de un desafío de este tipo son diversas y muy personales. A veces es un irrefrenable amor al riesgo, otras el afán de alcanzar una meta inédita o de llevar a cabo proyectos solidarios, culturales o científicos. Otras, la urgente necesidad de romper drásticamente con la vida cotidiana o, simplemente, la búsqueda de una manera distinta y original de pasar unas largas vacaciones.

Pero todos los que han experimentado alguna vez este tipo de viajes coinciden en una cosa. Todos afirman que, más allá de lo que se pueda descubrir a lo largo de un insólito itinerario, lleno siempre de pequeños y grandes momentos, la gran aventura consiste en descubrirse a uno mismo. El encuentro con la lejanía, la soledad o el peligro, el estrecho contacto con gentes remotas, con la naturaleza salvaje o con la noche en infinito silencio del desierto suelen ser el camino más corto y más apasionante al interior profundo del viajero.

Horizontes
Horizontes

Bajo el nombre Raid Samarkanda 2011 se han unido un grupo heterogéneo de amantes de los viajes con ingredientes inesperados. Hombres y mujeres procedentes de diversos lugares de España, con profesiones y edades también muy diverso. En más de una decena de vehículos, equipados con todo lo necesario para largas y penosas jornadas de viaje bajo condiciones cambiantes, a veces extremas, parten el próximo sábado 25 de Junio desde Bucarest con el objetivo de seguir la Ruta de la Seda en su vertiente norte.

Aunque no sé muy bien cuándo ni cómo me decidí a semejante empresa, entre ellos me encuentro yo mismo. Me acompaña mi hijo Adrián de 12 años, a quien, pese a su edad, nadie conseguirá apartarle de sus labores de copiloto y navegante. Me propongo narrar, si la tecnología lo permite, las peripecias de una ruta que promete ser tan dura como sugestiva. Además, intentaremos estudiar posibles proyectos para Edubba, una ONG incipiente que quiere llevar libros electrónicos cargados con bibliotecas a las escuelas más remotas.

5 últimos tweets recibidos:

Bordeando el Mar Negro, atravesaremos Moldavia, Ucrania y Rusia para adentrarnos, ya en Asia, en Kazajhstan, primero, Uzbekistan y Turkmenistan después. Una incierta travesía a través del agitado Caspio nos llevará hacia el Cáucaso. Tras recorrer Azerbajan, será la bella y cristiana Georgia nuestro nuevo destino. Tras él atravesaremos la frontera turca.

Eduardo y Adrián entre saharauis en 2010

Traspasaremos el Kurdistan y Anatolia. Entraremos de nuevo en la vieja Europa por Estambul para llegar a las impresionantes montañas Meteoras de Grecia y, finalmente, embarcar rumbo a Italia, desde donde un último y relajado ferry nos llevará al puerto de Barcelona, de vuelta en casa.

Infinitas estepas, vertiginosas montañas, desiertos de arena y de arcilla, volcanes de fango, mares secos, tormentas, sol inclemente, ciudades legendarias, un sinfin de fronteras caóticas, países enfrentados, etnias, religiones y lenguas divergentes, lugares santos y sagrados, serán algunos de los hitos que nos esperan. Y, sobre todo, tomar distancia sobre nuestro día a día lleno de etnocentrismo, de petulancia y de ruido.

Intentaré contarlo en la medida de lo posible. Espero sentir vuestro calor al otro lado. Hasta pronto.

 

 

Un comentario en “Nos vamos a dar una vuelta

  1. Tendremos tiempo de hablar largo y tendido de vuestro viaje y del de Chuchi y Geli, y poder comparatir días y noches por Marruecos… ¿Este año podrán adelantar la Navidad a Octubre o Noviembre? Jajaja
    Pasarlo bien que así nosotros también disfrutamos (aunque esté de exámenes)
    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.