1 comentario

Las presunciones de Sony

En la pugna por el mercado tecnológico, Sony no duda en confundir al consumidor, con tal de no dañar su imagen de líder, mientras Samsung parece no quedarse atrás en el mismo camino de confusión al usuario.

Ambos presumen de presentar un tipo de videocámara que Sanyo ya presentó hace casi un año.

anuncio de Sony

Este anuncio de Sony y esta “noticia” de Samsung aparecen el mismo 29 de Mayo de 2008 en El País, el uno en la edición general y la otra en el suplemento Ciberpaís del mismo periódico. Ambos textos contienen la misma presunción, ostentar la primicia sobre un nuevo tipo de videocámaras que , previsiblemente, dominará pronto el mercado.

Pero lo más curioso, y a la vez más vergonzoso es que hace ya casi un año desde que Sanyo presentó al mercado la misma novedad mediante el lanzamiento de su cámara Xacti DMX-HD1000

Sería mucho más serio que los contendientes, si es que realmente lo son, y no meros socios, dirimieran sus razones ante el mercado sin eludir la publicidad comparativa. Su actual política publicitaria desprecia al consumidor.

El uso y abuso de atributos como “el primero”, “el mayor” o cualquier otro superlativo son práctica habitual en la publicidad. Cuando se trata de productos tecnológicos, el sentido común de los lectores, que suele ser su único mecanismo de defensa ante la falta de rigor de este tipo de mensajes, se ve desbordado por conceptos nuevos revestidos siempre de terminología innovadora. Existen numerosos ejemplos de ello y Sony ha protagonizado varios. Uno bastante significativo fue el del ya trasnochado Minidisc, puesto en circulación en los años 90, fue presentado bajo el lema “grabación digital perfecta”. Como cualquier profesional del medio sabía, esa afirmación estaba, objetivamente, muy alejada de la realidad. Nadie hizo nada, sin embargo, para frenar la millonaria y engañosa campaña de la multinacional japonesa.

Un comentario en “Las presunciones de Sony

  1. […] Si tan importante es el mercado como verdadero motor de nuestro progreso, tal como sostienen los neoliberales, hoy dominantes, la prensa debería velar por la transparencia en la información dirigida al mercado mismo. Claro, que eso es incompatible con su dependencia de la financiación de los anunciantes, por lo que resulta mucho menos incómodo defender la práctica nada periodística de mirar para otro lado. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.