Blog de L.Eduardo Lowenberg
2 comentarios

Notas editoriales

p9090053_fix3Luis Eduardo Löwenberg

Nacido en Madrid en 1957. Periodista, profesional multidisciplinar y empresario heterodoxo.

Por sus diversas actividades profesionales, testigo directo de la última gran revolución tecnológica y digital. Políticamente incorrecto, independiente y amante de las sanas discusiones.

Preocupado por la inutilidad fatua de nuestra civilización y su empeño en ser anestesiada, nada le hace preguntarse más sobre el futuro que leer un libro de historia .

contacto

Para qué este blog

Desde aquí

Pues como hay que empezar por algo, lo haré descubriendo mis querencias naturales, todo lo que me empuja, lo que me obliga a comenzar aquí este blog.

Pretendo desaguar mi perplejidad que ya se me desborda, autocensurar el silencio, tengo que pasar a limpio mis obsesiones.

No quiero ponerme límites ni cauces, o no valdría la pena empezar siquiera. Quiero desafiar, desvelar, confesar, denunciar y aplaudir. Probablemente, haré todo al mismo tiempo. Que haya debate o no será cosa vuestra. Quedáis invitados.

Voy a preocuparme cuando escandalice. Qué le vamos a hacer, no podré evitarlo. A veces, espero que pocas, os desconcertaré. Intentaré hacerme entender, dentro de lo que pueda. El día que os resulte divertido, me lo abonáis en cuenta para cuando me ponga aburrido. Si os emociona algo, nos sentiremos cerca. Y si os he quitado algo de la boca, seguid vosotros.

Mis pasiones serán vuestro menú en este blog. Se entrecruzan, se ramifican y se interogan entre sí. No son muy claras, lo sé. Pero sinceras. He jugado a etiquetarlas. A mí tampoco me gustan las etiquetas.

Acabo ya esta primera y un tanto críptica presentación.

Gracias por haber llegado hasta aquí.

Hasta muy pronto


2 Comentarios en “Notas editoriales

  1. […] Eduardo Löwenberg, editor de EAdR, recibió una copia del libro el pasado mes de Junio, por correo electrónico, remitida por el propio autor, quien se lo hizo llegar al mismo tiempo a otros muchos colaboradores universitarios y de la Fundación Alternativas para que lo leyeran. No hace falta decir que la publicación de este libro no aspiraba a generar lucro alguno. Para mayor comodidad en su lectura – leer, releer, subrayar y anotar 180 páginas en una pantalla de ordenador puede ser agotador – E.L. pensó en utilizar los servicios de un establecimiento de fotocopias, de entre los hoy conocidos como copisterías, para encuadernar el ejemplar en cuestión que, de paso, podrían imprimir con mayor rapidez. Pero en EAdR nos preguntamos si la industria editorial podría censurar o no esa impresión. A continuación se detalla el proceso, hondamente surrealista, contado por el mismo y con copias de los escritos originales, por el que E. L. intentó seguir cándidamente la senda del ciudadano escrupulosamente legalista y acabó al borde de un ataque de nervios.: […]

  2. […] sonidos siempre habían estado reservados a las discográficas y a los grandes sellos, pero Eduardo Löwenberg , fundador de Red Led, ha decidido darle un giro a la industria. El estudio pone a disposición de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.